Herramientas de desarrollo personal y laboral

Decir que sí cuesta mas que decir que no

Establecer límites mediante una negativa implica la conciencia de las propias necesidades, prioridades y límites. Quien desarrolla la habilidad de declarar oportuna y eficazmente un no evita verse sobrecargado de trabajo, exigido y estresado.

“No le digo que no porque mi trabajo está en juego”. “Tengo el sí fácil, pero decir no me resulta difícil”. “Siempre me pide que me quede un rato mas cuando tengo algún compromiso y no me puedo negar”. “Me pide que haga tareas que no me corresponden y siempre a último momento, pero no me animo a decirle que no”. “No sé decirles que no a mis clientes, y me meto en cada lío para cumplir con ellos”.

Muchas personas tienen dificultades para decir que no en el trabajo y también en la vida personal, porque se preocupan por las consecuencias. Dicen que sí mas veces de las que les gustaría para preservar relaciones, mostrar compromiso, integrarse en un grupo, parecer competentes o ser amables y queridas… En determinadas situaciones, el resultado de su consentimiento puede llegar a ser un enorme sacrificio. Y desde ya que la repetición de esa falla en establecer límites puede conducir al resentimiento o al hartazgo.

Tácticas dilatorias

La habilidad para declarar un firme “no” es necesaria para establecer los propios límites, evitar verse sobrecargado de trabajo, enfocarse en sus proyectos, estar en control de su tiempo y ganar el respeto de colegas, jefes y clientes, así como de amigos o vecinos.

Sin embargo, aquellos a quienes les resulta difícil decir que no optan por usar diferentes tácticas, que en general, no tienen buenos resultados. Evitan las personas a quienes tienen que responder, ignoran llamadas o e- mails, contestan con “nis” que no resuelven la situación o prometen ocuparse aún sabiendo que no lo harán. Estas formas de no decir que no, pero tampoco decir que sí, afectan la capacidad de relacionarse congruentemente y llevan a obtener resultados no deseados.

En tiempo y forma

Decir que no es una prerrogativa individual, que no tiene porqué ser tomada como ruda o descortés, si es expresada de manera correcta y oportunamente. Las personas que dicen no bien son respetadas, se les reconoce su seguridad y su credibilidad crece.

Establecer límites mediante una negativa en el trabajo es más simple cuando se tienen claros los objetivos, el rol que se cumple, las responsabilidades y las prioridades propias y de la organización. Resulta práctico, antes de caer en la impulsividad de decir que sí, darse tiempo para considerar la situación.

Costos y beneficios

¿Qué se gana y qué se pierde diciendo que sí o diciendo que no? ¿Lo que se pide esta dentro de los parámetros acordados para el puesto? ¿El propio trabajo, la calidad laboral o una promoción están conectados con ese sí? ¿Qué incomodidades o trastornos traerá esto, si no a la carrera, a la familia, o a otras relaciones? ¿Qué sostiene la necesidad de decir sí? ¿Lo haría por ayudar, por obligación, por temor?

Buenas maneras

Una vez que se opta por decir no, este tiene que ser directo y decidido. Una negativa clara, comunicada a tiempo, es mucho más fácil de manejar que una ambigua “no respuesta”, que hace entrar tanto al que pide como al que debería responder en una especie de dimensión desconocida. También son importantes el tono y modo utilizados. Lo cortés no quita lo valiente. Uno puede ser muy amable y al mismo tiempo firme. Aunque decir que no es un derecho, hay negativas que ameritan ser acompañadas con disculpas o explicaciones.

No, pero sí

Claro que a veces un no inicial sería intempestivo y apurado. Se puede decir si, para luego decir que no. Pueden ser necesario tiempo, espacio mental y consideración de las circunstancias antes de dar una respuesta positiva o negativa. “Dejame ver mis posibilidades ya que estoy con muchas obligaciones, te contesto mañana por la mañana”. “Podré hacerme cargo de eso recién en un mes, ¿podés esperar?” La respuesta puede ser un no, pero uno dio al pedido la importancia que merecía, consideró las opciones y contesta desde la seguridad de lo que puede y quiere realmente hacer.

También es posible decir no y al mismo tiempo decir sí a algunas cosas. “No puedo desarrollar ese proyecto ahora pero puedo revisar el trabajo final”. “Tengo demasiados compromisos para responder en forma a un trabajo tan intenso, sin embargo, se me ocurrió esta idea para ayudarte a organizarlo”. Es una manera de agregar valor al no, de manifestar consideración y colaborar.

Al declarar que no oportunamente y de forma efectiva se establecen límites y se previenen malentendidos. Se acuerda desde la honestidad y la congruencia. Un no basado en las propias necesidades es mucho menos estresante que un sí forzado por la idea de complacer o evitar problemas.

No y Sí en el Cine Clásico

Dos películas en las que pueden verse las dificultades de los protagonistas para decir que no y para que se los acepten…

“Analízame”, una comedia que explora la inverosímil relación entre un paciente y un terapeuta, que hace todo lo posible por no serlo. Con Robert De Niro y Billy Cristal.

“Propuesta Indecente”, el dinero ¿sólo hace decir que sí? Con Demi Moore y Robert Redford.

¡Hasta la Próxima!

Andrea

Andrea Turchi es Consultora Organizacional , Directora del Círculo de Coaching y Diseñadora y Coordinadora del Programa de Entrenamiento en Coaching Comunicacional. Coordinadora del Diagnóstico de la Comunicación Organizacional y la instalación y puesta en marcha de la Red de Referentes en la Asociación Sagrada Familia. Escribe el blog “A partir de una frase” premiado con los premios “Dardos” 2014 y Liebster en dos oportunidades de 2015 y coordina Proyecto Contagia Lectura, galardonado con el Premio Hormiguita Viajera 2012 y Círculo de Coaching. Esta columna pertenece a “La Columna” , publicada en La Opinión.

Pueden contactarla mediante este e-mail andreaturchi@gestl.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s