Articulo Técnico

Beati quorum remissae sunt iniquitates – Psalm 32 (31) – Dichoso el que es absuelto de pecado

Este es uno de los salmos llamados ‘penitenciales’ (los otras son los números, 6, 38, 51, 102, 130 y 143). Este poema lírico-didáctico expresa la felicidad de un pecador que ha obtenido el perdón divino. El tono personal con que el salmista narra su propia experiencia, se alterna con el estilo sapiencial de las ‘bienaventuranzas’ del inicio y de la exhortación final. De esta manera es este salmo una expresión de agradecimiento al Señor por la gracia del perdón y, también, una lección de sabiduría para toda la comunidad.

El último versículo de este salmo se emplea en el Ofertorio de la fiesta en conmemoración de varios mártires.

El texto en latín es: Beati quorum remissæ sunt iniquitates, et quorum tecta sunt peccata. Beatus vir cui non imputavit Dominus peccatum, nec est in spiritu eius dolus. Quoniam tacui, inveteraverunt ossa mea, dum clamarem tota die. Quoniam die ac nocte gravata est super me manus tua, conversus sum in ærumna mea, dum configitur spina. Delictum meum cognitum tibi feci, et iniustitiam meam non abscondi. Dixi: Confitebor adversum me iniustitiam meam Domino; et tu remisisti impietatem peccati mei. Pro hac orabit ad te omnis sanctus in tempore opportuno. Verumtamen in diluvio aquarum multarum, ad eum non approximabunt. Tu es refugium meum a tribulatione quæ circumdedit me; exsultatio mea, erue me a circumdantibus me. Intellectum tibi dabo, et instruam te in via hac qua gradieris; firmabo super te oculos meos. Nolite fieri sicut equus et mulus, quibus non est intellectus. In camo et freno maxillas eorum constringe, qui non approximant ad te. Multa flagella peccatoris; sperantem autem in Domino

misericordia circumdabit. Lætamini in Domino, et exsultate, iusti; et gloriamini, omnes recti corde.

La traducción al castellano del presente salmo: Dichoso el que es absuelto de pecado y cuya culpa le ha sido borrada. Dichoso el hombre aquel a quien Dios no le nota culpa alguna y en cuyo espíritu no se halla engaño. Hasta que no lo confesaba, se consumían mis huesos, gimiendo todo el día. Tu mano día y noche pesaba sobre mí, mi corazón se transformó en rastrojo en pleno calor del verano. Te confesé mi pecado, no te escondí mi culpa. Yo dije:” Ante el Señor confesaré mi falta”. Y tú, tu perdonaste mi pecado, condonaste mi deuda. Por eso el varón santo te suplica en la hora de la angustia. Aunque las grandes aguas se desbordasen, no lo podrán alcanzar. Tú eres un refugio para mí, me guardas en la prueba, y me envuelves con tu salvación. “Yo te voy a instruir, te enseñaré el camino, te cuidaré, seré tu consejero. No sean como el caballo o como el burro faltos de inteligencia, cuyo ímpetu dominas con la rienda y el freno.” Muchos son los dolores del impío, pero al que confía en el Señor lo envolverá la gracia. Alégrense en el Señor, y ríanse de gusto; todos los de recto corazón, canten alegres.

Los siguientes son (algunos) de los autores que musicalizaron este salmo: Andrea Gabrielli (hacia 1515-1586, obra compuesta en el año 1583, emplea los primeros cuatro versículos, para coro mixto a seis voces [duplicando las voces de Soprano y Tenor]); Orlando di Lassus

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Orlando_di_Lasso (hacia 1531/4-1594, con dos obras: la primera emplea solamente el quinto versículo, para tres voces de hombre [duplicando el tenor], editado en el año1584; la segunda, del mismo año, para cinco voces [duplicando el Tenor]); Giovanni Croce

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Giovanni_Croce [Ioannis a Cruce] (1559-1609, a seis voces [triplicando la voz de Tenor], a cappella, editado en ‘Septem psalmi pœnitentiales’, Nürnberg 1599); Thomas Tomkins

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Thomas_Tomkins (1572-1656, emplea solamente los dos primeros versículos, en inglés, para tres voces mixtas [sin Soprano], a cappella, editado en Londres en el año 1668);

Joseph Stephenson

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Joseph_Stephenson (1723- 1810, a cuatro voces mixtas a cappella, en La menor [termina en acorde sin tercera], en inglés, editado en el año 1757); William Billings

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/William_Billings (1746-1800, en inglés, a cuatro voces mixtas a cappella en Fa menor, editado en el año 1778); Stephen Jarvis

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Stephen_Jarvis (hacia 1761-1834, a cuatro voces mixtas con bajo continuo, en inglés, en Si bemol Mayor, publicado en Londres en 1821); Samuel Sebastian Wesley

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Samuel_Sebastian_Wesley (1766-1837, emplea solamente el segundo versículo, en inglés, para cuatro voces mixtas con acompañamiento de órgano, en Re Mayor); y James William Windsor (1776-1853, en inglés, a cuatro voces mixtas a cappella, en Mi bemol Mayor, editado en Londres en el año 1830).

Sobre el último versículo ‘Lætamini in Domino’, y como Ofertorio de la fiesta de varios mártires compusieron: Jean Richafort (1480-1547); Ghiselin Danckerts (1510-1565, a ocho voces, del año 1545); Giovanni Pierluigi da Palestrina

http://www1.cpdl.org/wiki/index.php/Giovanni_Pierluigi_da_Palestrina (1524-1594, para cinco voces mixtas [duplicando al Tenor], editado en Offertoria totius anni secundum Sanctæ Romanæ Ecclesiæ consuetudinem, Roma, 1593); Giovanni Maria Nanino (hacia 1545-1607, para tres voces superiores [duplicando la voz de Contralto], a cappella); Iabobus Gallus (1550-1591), a seis voces mixtas a cappella (duplicando las voces de Contralto y Tenor], en el modo dórico, editado en Praga en 1591, en el cuarto libro del Opus Musicum); Giovanni Felice Sances (1600-1679); Michel-Richard de Lalande (1657-1726, del año 1683); José de Torres y Martinez Bravo (1665-1738, con dos obras: la primera para Soprano y bajo continuo, en Do Mayor, publicada en el año 1705; la segunda, del mismo año es para dos Sopranos a cappella en Fa Mayor); Salvatore Gallotti (1856–1928); Leo Kunz (1871-1935, para coro mixto a cappella en Mi bemo Mayor); y Giuseppe Ramella 1873-1940 (para dos voces, con órgano o armonio, en La bemol Mayor, publicada en el año 1907).

El único ejemplo que encontramos en América es del compositor Zachary Wadsworth, nacido en el año 1983. La obra fue compuesta para el coro Cairos, en el año 2005, y es para doble coro mixto. El primer coro debe tener más integrantes, canta casi exclusivamente en inglés, mientras que el segundo coro es más reducido y canta en latín.

Profesor Andrés Jan

Para el Noticiero Coral

Noviembre de 2015

andresjan@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s