Artículo técnico Agosto 2015 por Andrés Jan-

Artículo Técnico: Andrés Jan

Exaltabo te, Domine, quoniam suscepisti me – Salmo 30 (29) – Te alabaré, Señor, porque me has levantado

Este Salmo es un canto de acción de gracias después de una enfermedad grave. El salmista reconoce que el Señor lo puso en peligro de muerte por un pecado de presunción. Pero luego, en respuesta a su plegaria le da una prueba evidente de su misericordia, haciendo que su dolor se convirtiera en alegría.
El texto en latín de este salmo es: Exaltabo te, Domine, quoniam suscepisti me, nec delectasti inimicos meos super me. Domine Deus meus, clamavi ad te, et sanasti me. Domine, eduxisti ab inferno animam meam; salvasti me a descendentibus in lacum. Psallite Domino, sancti ejus; et confitemini memoriae sanctitatis ejus. Quoniam ira in indignatione ejus, et vita in voluntate ejus: ad vesperum demorabitur fletus, et ad matutinum laetitia.
Ego autem dixi in abundantia mea: Non movebor in æternum. Domine, in voluntate tua praestitisti decori meo virtutem; avertisti faciem tuam a me, et factus sum conturbatus. Ad te, Domine, clamabo, et ad Deum meum deprecabor. Quae utilitas in sanguine meo, dum descendo in corruptionem? numquid confitebitur tibi pulvis, aut annuntiabit veritatem tuam? Audivit Dominus, et misertus est mei; Dominus factus est adjutor meus. Convertisti planctum meum in gaudium mihi; conscidisti saccum meum, et circumdedisti me laetitia: ut cantet tibi gloria mea, et non compungar. Domine Deus meus, in æternum confitebor tibi.
La traducción al castellano es: Te alabaré, Señor, porque me has levantado y muy poco se han reído mis contrarios. Señor, Dios mío, clamé a ti y tú me sanaste. Señor, me has sacado de la tumba, me iba a la fosa y me has vuelto a la vida. Que sus fieles canten al Señor, y den gracias a su
Nombre santo. Porque su enojo dura unos momentos, y su bondad toda una vida.
Al caer la tarde nos visita el llanto, pero a la mañana es un grito de alegría. Cuando me iba bien, decía entre mí: “Nada jamás me perturbará”. Por tu favor, Señor, yo me mantenía como plantado en montes poderosos; apenas escondiste tu rostro, vacilé. A ti clamé, Señor, a mi Dios supliqué. “¿Qué ganas si me muero y me bajan al hoyo? ¿Podrá cantar el polvo tu alabanza o pregonar tu fidelidad? ¡Escúchame, Señor, y ten piedad de mí; sé, Señor, mi socorro! Tú has cambiado mi duelo en una danza, me quitaste el luto y me ceñiste de alegría. Así mi corazón te cantará sin callarse jamás ¡Señor, mi Dios, por siempre te alabaré!

Los siguientes son (algunos) de los autores que compusieron sobre este texto: Christopher Tye (hacia 1505-1573, versículos 4, y 11 al 13, en inglés, para coro mixto a cuatro voces a cappella); Giovanni Pierluigi [Santi]da Palestrina (1524/5-1594, para cinco voces [duplicando la voz de Tenor], publicado en Offertoria totius anni secundum Sanctae Romanae Ecclesiae consuetudinem en el año 1593); Orlando Lassus di (hacia 1531/4-1594, con dos ejemplos: uno, para coro mixto a cuatro voces a cappella, publicado en ‘Lectiones sacræ novem’ en el año 1582, el restante para seis voces [duplicando la voces de Tenor y Bajo] publicado en ‘Lectiones sacræ 6 vocum, en el año 1584); Ascanio Trombetti (1544-1590, sobre versículos 8 al 13, en latín para coro mixto a siete voces a cappella [duplicando las voces de Soprano y triplicando las voces de Tenor]); Giovanni Croce [Ioannis a Cruce] (1559-1609, versículos 2 y 3, para coro mixto a cappella, publicado en el año 1605); Orlando Gibbons (1583-1625, emplea los versículos del 4 al 10, en inglés, para coro mixto a cinco voces [duplicando la voz de contralto], con acompañamiento de cuerdas o bien del órgano); Domenico Mazzocchi (1592-1665, para dos voces [Soprano y Tenor], con continuo, en Sol menor); Joseph Stephenson (1723- 1810, en inglés, para coro mixto a cuatro voces a cappella, publicado en el año 1757); Giovanni Battista Casali (hacia 1715-1792, para coro mixto a cappella); Stephen Jarvis (hacia 1761-1834, versículos 11 al 13, en inglés, en Mi bemol mayor, para coro mixto a cuatro voces con continuo, publicado en el año 1821); Ebenezer Prout (1835-1909, sobre los versículos 4 y 5, en inglés, en Fa mayor para coro mixto a cappella): Konrad Seckinger (1935, en latín, para coro
mixto a capella, editado en Musikverlag A. Coppenrath); y Richard Eldon Barber (1974, versículos 2 y 3, para soprano solo y bajo continuo, publicado en el año 2011).

No hemos podido encontrar compositores argentinos ni americanos que hayan musicalizado el texto del presente salmo.

Profesor Andrés Jan

Para el Noticiero Coral

Agosto de 2015

andresjan@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s