HALLAR LÍDERES ES RESPONSABILIDAD DE TODOS

por Andrea Turchi Las habilidades necesarias para conducir personas pueden aprenderse y desarrollarse y son  las mismas organizaciones e instituciones que los requieren quienes deben dar un marco adecuado para el surgimiento del liderazgo. El liderazgo, esa capacidad de  influir sobre las personas para que se esfuercen en forma voluntaria y entusiasta para lograr los objetivos del grupo, es una competencia buscada y premiada en las organizaciones y en la sociedad. Sin embargo, muchas personas se resisten a  asumir roles de liderazgo. Escuelas con excelentes docentes que no quieren presentarse a concurso para ser directores, alumnos que prefieren no hacerse cargo de conducir proyectos, partidos políticos que no encuentran líderes, movimientos sociales que se estancan por falta de conducción, empresas familiares que deben buscar gerentes externos, son ejemplos de esta tendencia. ¿Dónde hay un héroe? Como base de esa renuencia, es posible encontrar supuestos o concepciones erróneas que dan marco a un modelo de liderazgo quizás difícil de asumir:  El primer supuesto y quizás el  más arduo de descalificar, es el punto de vista de que el liderazgo es llevado a efecto por una persona, el Líder, que nació con  un conjunto de habilidades particulares. Muchos mitos populares sostienen la imagen del líder como un héroe de brillante armadura, que nos rescata a todos del problema a que nos enfrentamos. Esta suposición lleva por un lado a sostener expectativas enormes con respecto al desempeño del héroe, que debe ser infalible en su accionar. Y ubica al mismo conductor en esa trampa de perfección, que lo hace no reconocer errores ni abrirse a cambios. Un freno inventado La perspectiva heroica  frena a las “personas comunes” – que no se consideran a sí mismos líderes,  y creen que deberían contar con habilidades especiales que les den poder para influenciar a otros- , paraasumir papeles relacionados con la conducción. “No puedo ser un líder porque muero de miedo por hablar en público. ¿Cómo puedo ejercer el liderazgo cuando no tengo carisma? ¿Cómo puedo dirigirlos si tampoco conozco la solución al problema? El otro supuesto es el que sostiene que sólo la experiencia habilita para dirigir personas. Las personas que no han tenido oportunidad de practicar el liderazgo tienen dudas acerca de sus habilidades para eso y prefieren permanecer como seguidores. No consideran que toda experiencia comienza a partir de empezar a realizarla y que quizás en otros ámbitos ya han “construido” su capacidad de liderar. En la interacción con  amigos o compañeros, en instituciones como los Boy Scouts, en las iglesias, siendo parte de grupos y equipos, seguramente han desarrollado aspectos necesarios para conducir. No tengo, no puedo Empantanados en torno a lo que no tienen o pueden, pierden tiempo y su valiosa energía a la espera de alguien que, con mayor facilidad o calificaciones, aparezca como un héroe a organizar a todos. O se escudan tras excusas para no involucrarse en un proceso de aprendizaje experiencial que los lleve a desarrollar cualidades de liderazgo en el mismo ejercicio de la función de líder. Es cierto que algunos grandes líderes religiosos, políticos y sociales parecen haber nacido para serlo, pero la mayoría son personas comunes que han trabajado arduamente para llegar dónde están. Manejar personas es más fácil para aquellos con talentos naturales, pero las habilidades necesarias para liderar personas pueden aprenderse y desarrollarse. Responsabilidad de todos La perspectiva del liderazgo como construcción debe ser sostenida desde la sociedad y las organizaciones. Abriendo el juego, proponiendo espacios, alertando sobre las posibilidades de liderazgo, reconociendo los esfuerzos, creando culturas de crecimiento y aprendizaje. En esto deben, necesariamente, involucrarse los líderes actuales. No sólo para servir como modelos y mostrar caminos sino para ampliar posibilidades. Los futuros líderes deben ser buscados, encontrados y a veces persuadidos, pero siempre motivados para que se involucren en el crecimiento de las organizaciones. Desarrollarán la seguridad de poder ser líderes a partir del acompañamiento de los que ya lo son. Mostrando un interés activo en los objetivos, los desafíos, los éxitos y los obstáculos de aquellos que quieren aprender a conducir, las personas a cargo pueden ayudar a los nuevos o futuros líderes a forjar conocimientos y comprensión, compromiso y dedicación, haciéndolos crecer como miembros de la organización y como personas. No se puede decir que los líderes no aparecen, cuando en realidad no hay proyectos que los convoquen, ocasiones para que participen, temas que los motiven. A medida que las organizaciones y las instituciones abran las posibilidades de aprendizaje, instalen una cultura de crecimiento, alienten la participación y sostengan la inclusión de las diferencias, las personas elegirán desarrollar su liderazgo. Recuadro:                             Así, definen al liderazgo Uno puede liderar con no más que una pregunta en la mano. Ron Heifetz El liderazgo es una actitud. Alberto Lazzari. El líder se construye a partir de sí mismo. Paula Volante. El liderazgo es el arte de conseguir que otra persona haga algo porque quiere hacerlo. Dwight Eisenhower. Se puede definir al liderazgo como una cierta capacidad de transformar una visión en realidad. Warren Bennis. Les dejo una tarea de análisis y reconocimiento: ¿Cuál es la definición de liderazgo que sostiene su agrupación? ¿Qué tipos de liderazgo habilita y convoca? ¡Hasta la próxima! Andrea Andrea Turchi es Consultora Organizacional y Diseñadora y Coordinadora del Programa de Entrenamiento en Coaching Ontológico Comunicacional. También escribe el blog “A partir de una frase” y coordina Proyecto Contagia Lectura, galardonado con el Premio Hormiguita Viajera 2012 y Círculo de Coaching. Esta columna pertenece a “La Columna” , publicada en La Opinión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relaciones en grupo y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s